20 de noviembre del 2.023

La Teoría de las inteligencias múltiples, fue ideada por un psicólogo americano llamado  Howard Gardner, que propuso que todas las personas contamos con 8 clases de inteligencia y que cada una de ellas, destaca más o menos en cada persona, teniendo todas el mismo valor e importancia. Normalmente, se necesita dominar una gran parte de ellas, para poder afrontar la vida, independientemente de la profesión que ejerzamos, ya que la mayoría de trabajos, utilizan la mayor parte de los estilos de inteligencia.

¿Cómo llegó Howard Gardner a esta conclusión?

Observó a personas que habían sufrido algún tipo de trastorno cerebral, y fijó su atención en la zona del cerebro dañada, ya que dependiendo de la zona en la que se encontraba la lesión, había distintas fortalezas y debilidades en la persona (la pérdida del habla, la destreza musical, la capacidad motriz, la movilidad corporal o la orientación…) 

Al trabajar con niños, observó un proceso muy parecido. Consideró que hay niños con un desarrollo óptimo en el ámbito lingüístico, otros muy buenos en matemáticas, ciencias, deportes… En muchos casos, eran niños muy buenos en un ámbito, pero incapaces de analizar o profundizar en otro, es decir, observó que se podía tener unas grandes habilidades para ciertas cosas, pero al mismo tiempo carecer de otras habilidades para realizar otro estilo de cosas diferentes.

Este descubrimiento, permitió que se viera que el término “Inteligencia” estaba mal formulado, ya que no existe únicamente una forma de serlo ni una posibilidad para mesurarla.

Es por eso, que Gardner considera que existen ocho inteligencias predominantes, con unas capacidades y habilidades específicas para cada una de ellas:

  • Inteligencia Lingüística: Es la habilidad de saber utilizar con un dominio avanzado, el lenguaje oral y escrito en todas sus expresiones. La poseen los políticos, profesores, oradores… 
  • Inteligencia Musical: Es la habilidad de saber utilizar, percibir y responder a las diferentes formas y elementos musicales, como el ritmo, el timbre o el tono. La poseen por ejemplo los músicos, cantantes… 
  • Inteligencia lógico-matemática: Es la habilidad para el razonamiento complejo y lógico, la abstracción y la capacidad para resolver cálculos matemáticos o problemas. La poseen por ejemplo los científicos, economistas, jugadores de ajedrez… 
  • Inteligencia Viso-espacial: Es la habilidad de percibir y ver el mundo, las formas y el entorno para transformarlo y crear imágenes mentales a partir de la experiencia visual. La poseen por ejemplo los fotógrafos, arquitectos…
  • Inteligencia Corporal o Kinestésica: Es la habilidad de saber utilizar el cuerpo para aprender y expresar ideas y sentimientos, o dominar habilidades físicas como el equilibrio, la fuerza, la flexibilidad o la velocidad. La poseen por ejemplo los bailarines, gimnastas, cirijanos…
  • Inteligencia Intrapersonal: Es la habilidad para comprenderse a uno mismo de manera profunda, y saber utilizar este conocimiento para el día a día en la vida. La poseen por ejemplo los psicólogos, los filósofos, mentores…
  • Inteligencia Interpersonal: Es la habilidad para interactuar, empatizar, comprender y relacionarse con las personas. La poseen por ejemplo miembros de ONGS, profesores, psicólogos…
  • Inteligencia Naturalista: Es la habilidad para el pensamiento científico, para observar y estudiar la naturaleza, identificar patrones y utilizarla de manera productiva. La poseen por ejemplo, científicos defensores de los animales o el cambio climático, biólogos…