10 de abril del 2.022

¿Qué aprendiste cuando eras pequeño sobre los errores?

  • Los errores son malos.
  • No debes cometer errores.
  • Eres estúpido, malo, inadecuado y fracasado si cometes errores.
  • Si cometes errores no dejes que las personas se den cuenta.

Nada más lejos de la realidad… Los errores nos ayudan a construir una personalidad más fuerte, a convertirnos en personas más resueltas, creativas e inteligentes…   En definitiva, el cometer errores nos da la posibilidad de encontrar soluciones, obligándonos a buscar alternativas.

Ahora bien, para convertir los ERRORES en una herramienta de aprendizaje, los niños deben sentir el acompañamiento a través de la confianza, en lugar de señalar esos errores para hacer sentir vulnerabilidad o insuficiencia; los padres debemos plantear el error cometido como un reto a resolver, dando supervisión con generosidad y acción firme en lugar de regañar y castigar, y muy importante:

ANTE UN ERROR DE NUESTROS HIJOS, CREAREMOS UNA RUEDA DE OPCIONES, ayudándoles a encontrar un mínimo de 2 opciones o soluciones ante lo sucedido y, permitiéndole escoger, para así después reconocerles su capacidad.