28 de febrero del 2.022

La actitud del adulto es vital en cualquier proceso de aprendizaje, aún más, cuando hablamos de CONDUCTAS, ya que éstas se pueden dar en cualquier momento del día y en cualquier circunstancia y contexto. Aún así, es muy importante cuidar siempre una buena estrategia.

Podemos decir, en definitiva, que las conductas y los comportamientos inadecuados, forman parte del día a día de niños y adultos, pero a día de hoy no hay un plan educativo claro de ayuda, frente a estos aprendizajes.

Proponemos empezar por:

  • Cambiar la actitud frente a estos aprendizajes… Una actitud positiva de ayuda.
  • Cuidar una buena estrategia comunicativa.
  • Mostrar paciencia y comprensión.
  • Evitar gritar o descalificar.
  • Mostar un camino alternativo, caminos que nos lleven a la resolución del conflicto.
  • Reforzar las buenas conductas y resultados.

Todas estas propuestas de cambio, junto con algunas otras más, reflejan los aspectos diferenciadores que PROYECTO JARQUE propone.

EN NUESTRA METODOLOGÍA, Ayudamos a los adultos a tomar conciencia de las emociones y los sentimientos inmersos en cada comportamiento y a entender cómo esas emociones y sentimientos suponen una influencia casi determinante en el desarrollo, crecimiento y comportamiento infantil. Además, nos ayuda a comprender las conductas inadecuadas de los niños promoviendo actitudes y estrategias positivas de interacción humana.

NOS DA LA POSIBILIDAD de manejar herramientas que inspiran valiosas destrezas sociales, incluyendo técnicas de aplicación práctica, para impulsar a los adultos y a los niños a corregir sus conductas inapropiadas a través del autoconocimiento, auto- disciplina, responsabilidad, actitud colaboradora y habilidades para resolver problemas.