22 de marzo del 2.021

Podemos definir liderazgo como las cualidades de personalidad y capacidad de un individuo, que favorecen la guía y el control de otros individuos.

Según Brown (1969), un líder es “la persona que polariza la atención de los miembros del grupo, la persona capaz de conducir el grupo hacia sus objetivos, la persona capaz de cambiar el nivel de rendimiento de un grupo…“

Estos/as niños/as con un alto nivel de autoestima, se caracterizan por tener el control de los demás, querer dirigir sus acciones, llevar la iniciativa en el juego, dar instrucciones, imponer normas, etc. Estas actitudes pueden ser tanto positivas como negativas para el grupo, es decir, en algunos casos el/la líder podrá ayudar al grupo-clase a obtener sus metas o deseos y mejorar las relaciones y la cohesión del grupo. Pero en otros, pueden tener efectos negativos, cuando la tolerancia por parte del líder brilla por su ausencia, y provoca faltas de respeto hacia su iguales y falta de tolerancia y de participación por parte del resto de los miembros del grupo, puede fomentar la discriminación hacia uno o varios compañeros y suele desafiar contantemente las normas institucionales, 

Teniendo en cuenta este último aspecto, y sabiendo que, es en la escuela infantil donde se comienzan a identificar a los líderes potenciales, presentándose como una situación común en las aulas, maestros y familias debemos destacarlo como un cometido a tener muy en cuenta en la educación de los primeros años de vida.

Estos niños/as “líderes potenciales”, deben ser encauzados positivamente por sus padres y maestros ya que cuentan con un gran potencial que si se desarrolla de manera adecuada, podrá generar resultados sumamente favorables tanto para sí mismos, para sus iguales, como para la sociedad en general…  porque serán personas maduras con gran autoestima y gran capacidad de iniciativa, capaces de lograr los objetivos que se planteen.

EN PROYECTO JARQUE tratamos en todo momento de encauzar constructivamente el potencial de este tipo de personalidades que nos encontramos dentro del aula, para que esa fuerza, seguridad y capacidad se pongan en acción de forma adecuada, siempre, en edades posteriores… con respecto a sus iguales, y en cualquier contexto social. 

OLGA JARQUE