3 de enero del 2.021

¿Cuántas veces hemos observado a niños actuando sin pensar?

Probablemente muchas veces. La mayoría de los niños son impulsivos y en muchas ocasiones dicen o hacen cosas antes de poder evitarlo.


La impulsividad o nerviosismo puede ocurrir por varias razones. A veces es cuestión de inmadurez. No todos los niños se desarrollan al mismo ritmo, y algunos tardan más que otros en desarrollar la capacidad de detenerse y pensar antes de actuar. Son niños que primero actúan y luego piensan. Tienen muchas dificultades para pararse a pensar antes de actuar. Tienen muchas dificultades para esperar su turno en los juegos.


Don Ansioso nos ayudará a regular este tipo de comportamientos en el aula