11 de octubre del 2.020

El compañerismo es la capacidad que tenemos los individuos de tener en cuenta a los demás, preocuparnos, ser generosos y comprensivos. Es necesario fomentar esta actitud desde edades tempranas en la escuela infantil.
Es importante ser buen compañero, ser buen amigo, puesto que en un futuro es una actitud que va a ayudar al individuo a adaptarse de forma óptima en el mundo social adulto. Vivimos en sociedad y la empatía es una actitud necesaria para desarrollarnos en cualquier ámbito de la vida y a cualquier edad. De hecho, muchos investigadores del tema afirman que un individuo empático, con un nivel intelectual medio, puede acceder a un mejor futuro que aquel que no tienen incorporada esta actitud.
Muchos niños no son buenos compañeros porque simplemente no saben cómo serlo.
DON DESPREOCUPADO, es el personaje de nuestra metodología que estimula al alumno a ser buen y mejor compañero, enseña sobre la importancia de cuidar a los amigos, del trabajo en equipo y del respeto y empatía.