20 de julio del 2.020

Los personajes son recursos muy importantes dentro del aula para regular las conductas inadecuadas que van sucediendo en ella. Nuestra caja de material contiene siete personajes dobles y aquí os presentamos a Don Gruñón, que va a regular todas las conductas de enfados y rabietas. Cada personaje, como hemos dicho, estará en su rincón correspondiente, regulando una conducta tipo distinta. Funcionan junto co las luces como refuerzo en cuanto a la materialización de las conductas y tienen dos posibilidades de acción, son personajes a doble cara: la cara A es la cara positiva y la que indica que el personaje está contento, transmitiendo una buena actitud. Esta cara se utilizará en la fase 6 del proceso de reconducción conductual. La cara B es la cara negativa y es donde el personaje transmite una mala actitud o mal comportamiento. Giraremos al personaje por esta cara en la fase 2 del proceso de reconducción conductual.