14 de marzo del 2.021

¡LO QUIERO YA!

¿Qué sucede cuando un niño es incapaz de ser paciente y esperar turno en clase? 

Conductas tales como abrirse camino a empujones para intentar colarse en la fila, intentar ser el primero ante cualquier actividad interesante planteada en el aula, no respetar el turno de juego frente a un objeto novedoso y atractivo presentado en clase, meter prisa a los compañeros en lo que están haciendo en ese momento, e incluso no permitir que las personas terminen de exponer sus ideas antes de intervenir… 

Este tipo de conductas de dan de forma natural en los niños más pequeños, y es porque, por edad, se encuentran en pleno desarrollo del AUTOCONTROL. Los niños incapaces de esperar turno, pueden llegar a sentirse frustrados, al entender por un lado cómo deben comportarse, pero por otro, ser incapaces de controlar su deseo de hacer las cosas en el momento. 

 La paciencia  no es una habilidad INNATA para el ser humano, sino que se va adquiriendo gradualmente en los primeros años de vida. Es por ello que a través del desarrollo de capacidades tales como la observación, concentración y espera, el niño ira progresando sustancialmente en este tipo de conductas.

¿Cómo podemos los adultos ayudarles?

Ante todo, entender que cuando los niños tienen este tipo de conductas no es que se estén “portando mal”. Simplemente, no tienen todavía el autocontrol necesario para contenerse y esperar.

Mostrar paciencia por parte del adulto. 

Verbalizar y explicar en qué consiste el proceso de espera y el porqué. 

Desarrollar su autocontrol a través de herramientas específicas que los niños puedan interiorizar, convirtiéndolas así en rutinas de ayuda.En este vídeo D. ANSIOSO, nos enseña algunas de esas pautas, de las que hablamos en el punto anterior, y que van a ayudarnos a alcanzar la relajación ante situaciones de IMPACIENCIA NERVIOSISMO Y ANSIEDAD.