2 de octubre del 2.020

En nuestro proceso de reconducción conductual, es de vital importancia tener muy en cuenta las emociones que se ven inmersas en cada comportamiento inapropiado por parte del alumno dentro del AULA. No alcanzaremos nunca una reconducción conductual satisfactoria, si de alguna manera no somos capaces de reducir ese nivel de estrés, enfado, tristeza, frustración… que siente el individuo tras un mal comportamiento. En nuestro proceso de reconduccion conductual formado por 7 fases, dedicamos la fase número 4 a reducir todas esas emociones negativas presentes que aparecen tras un comportamiento inapropiado, y lo hacemos a través de elementos canalizadores llamados ZEN GINGS . En este post os presentamos a TUBITUCHI el zen- gings encargado de reducir y canalizar emociones negativas inmersas en comportamientos de egoísmo.